Alcalde Logró Que Niños Venezolanos Puedan Incorporarse A Colegios Públicos De La Ciudad Y El País

La orden nacional fue gestionada por el burgomaestre de los samarios.

38

Gracias a una gestión que en su momento lideró el alcalde Rafael Martínez ante el gobierno nacional, los niños, las niñas y los adolescentes de nacionalidad venezolana que residan en Santa Marta podrán ser vinculados a las escuelas públicas y privadas de la ciudad.

En tal sentido, en respuesta a una solicitud elevada por el jefe del gobierno samario, la administración del presidente Juan Manuel Santos, por intermedio del Ministerio de Educación y Migración Colombia, decidieron proteger el derecho fundamental a la educación que aquellos menores de edad han tenido que llegar a Colombia, provenientes del vecino país, en medio de la crisis humanitaria que hoy vive su tierra natal.

Una vez logrado el objetivo del burgomaestre de los samarios, el secretario de Educación del Distrito, William Renán, se dispuso a emitir la Circular 01 de 2017, por medio de la cual, las dos entidades del Estado abalan la incorporación de los menores del vecino país al sistema educativo colombiano.

Vale recordar que el gobierno nacional actuó luego de una comunicación suscrita y enviada a principios de este año por el alcalde Martínez, quien además sostuvo un trascendental encuentro con la ministra de Educación Nacional, Yaneth Giha; y el viceministro de Educación Primaria, Básica y Media, Pablo Jaramillo, a los cuales se les dio a conocer la situación que se vivía en Santa Marta ante la afluencia de ciudadanos oriundos del hermano país.

“Todo obedeció una vez que un rector de uno de los colegios públicos de Santa Marta matriculara a una joven venezolana sin reportar la novedad ante Migración Colombia, siendo sancionado jurídicamente; por lo que los directivos docentes del Distrito nos consultaron las instrucciones que finalmente fueron atendidas por el mandatario local, quien finalmente expuso la situación ante los funcionarios de Estado. Conforme a ello, el Ministerio y Migración prometieron la emisión de una circular, especificando las respectivas directrices”, explicó el secretario.

Efectivamente, el documento fue expedido por las citadas autoridades del orden nacional, por medio de la cual se autoriza a todos los directivos docentes de Colombia para que matriculen en el Sistema Integrado de Matricula –Simat- a los menores venezolanos.

De igual forma, Renán especificó que la matrícula debe ser reportada ante el organismo de control en un plazo de 30 días. La matrícula no significa una regularización del estatuto migratorio de dichos estudiantes, pero sí un total reconocimiento a la preocupación que el ejecutivo distrital ha expuesto públicamente en aras de velar por la primacía de los derechos universales y fundamentales de los niños y las niñas o menores de 18 años.

Finalmente, el funcionario encargado de la educación de los habitantes de esta capital aseguró: “Al Ministerio también se le presentó una solicitud de condonación frente a la sanción que se le había impuesto al rector, debido a que la multa desconoce de postulados constitucionales y convencionales”.

De esta forma, se ratifica los intereses que la actual administración tiene en razón a dar prioridad a las políticas públicas o sociales dirigidas a las poblaciones más vulnerables de la Ciudad del Buen Vivir.


Permitida su reproducción total o parcial citando la fuente